Seguidores

martes, 19 de abril de 2011

You smile, I smile

-¿Estas tristes?.
-No.
-¿Entonces porque lloras?
-No lloro, estoy feliz.
-¿Lloras de felicidad?, ¿Por que?.
-Bueno, hasta hace unas horas es cierto que las lágrimas eran de tristeza. Incluso llegué a pensar que te odiaba, la odiaba, y luego me odiaba a mi misma por odiarte. Siempre he sido un desastre en todo, lo único que se me daba bien era quererte, supongo que por eso me duele tanto tener que renunciar a ti. Cuando te he visto sonreír en sus brazos, no te voy a mentir, mi cuerpo casi no lo soportó, pero, sonreíste. Yo no he podido hacerte sonreír de ese modo, y me he esforzado por hacerlo. Sin embargo ella solo tuvo que darte un abrazo. He pensado mucho en esa imagen, aunque dolía recordarla, y solo he sacado en claro que me encanta verte sonreír. Durante este tiempo he sido muy egoísta, he querido tenerte para mi, aun sabiendo que no me pertenecías, perdóname por eso, intentaba luchar sola una guerra de dos...
-Yo...Lo siento.
-¿Por qué?, ahora no estoy triste. Siempre que tu recuerdo me atrape, en esas noches en la que la luna luce más hermosa que de costumbre, como ahora, prometo sonreír. Cerraré mis ojos y te visualizaré feliz, con esa sonrisa que tanto me gusta ver dibujada en tus labios, y entonces, miraré a la luna, como estoy haciendo ahora mismo, y quizás con algunas lágrimas volveré a sonreír, porque sabré que tu eres feliz, y entonces yo...Yo lo seré también.

martes, 12 de abril de 2011

Confidence

Y ahora me pides que confié en ti, ahora me dices que vas a estar ay al final del día por si te necesito, me prometes que jamas me aras llorar...Ahora...ahora que todo esta perdido, que me acostumbre a vivir sin ti, cuando las cosas empezaban a ir bien...siempre lo mismo, vuelves cuando estoy a punto de olvidarte, cuando estoy a un paso de lograr que mi mundo vuelva a flote...Apareces para descolocarme completamente, hacer que no sepa que pensar, que de nuevo me invadan las dudas...¿Y si esta vez funciona?¿Y si esta vez lo dice enserio?..pero no, nada de eso, como siempre te vas sin dar explicaciones,dejando tus falsas promesas en solo palabras, que se van tras de ti, junto con mis lágrimas, lágrimas que prometiste no iba a volver a derramar...y ese ¿Y si...? se convierte en ¿Y si soy gilipollas?...Y la respuesta es bastante simple. Si, lo soy.


Echar la vista atras...

Echar la vista atras y recordar que fui feliz, sonreir aliviada al saber que di lo mejor de mi, te entregue mi vida sin que te dieras cuenta, te entregue tardes y noches de amor, de besos, de caricias y jamas te pedi nada a cambio, solo que estuvieses hay, a mi lado, sin decir nada, incluso sin sentir nada...solo que estuvieses hay...

lunes, 11 de abril de 2011

¿Me quieres?

- ¿Me quieres?
 -No l
o sé...
- Respondeme.
- Te he dicho que no lo sé, déjame pensarlo...
- ¿Cómo vas a pensarlo? El amor no se piensa, se siente o no se siente.

sábado, 9 de abril de 2011

YOU, my everything

Hace tiempo que no puedo vivir sin tu voz, no conozco los días sin poder mirarte, ya lo demás me sabe a poco si no puedo estar cerca de ti...Ha pasado tiempo desde la primera vez que te vi, ni siquiera estaba en mis planes poner mis ojos en ti. Recuerdo que mi vida era un completo caos antes de que entraras en ella, los días triste predominaban, las lágrimas eran algo habitual, y las sonrisas...brillaban por su ausencia. Pero tu estabas decidido a cambiar aquello. ''Déjame que alumbre tu corazón'', y desde entonces, desde aquel preciso momento, la oscuridad en la que estaba atrapada desapareció...ahora ya no se vivir sin tu luz.. No dejes nunca de alumbrarme.

Tan lejos...

Siento que nunca podré alcanzarte, te veo todas las noches en mis sueños, tan cerca que intento alzar mi mano para sujetarte...pero no puedo, te desvaneces antes de que logre cogerte. Me pregunto si alguna vez mis manos podrán tocar tu piel, si mis ojos podrán verte de cerca y mis brazos tendrán la oportunidad de rodear tu cuerpo...y me pregunto si eso sucederá sin tener que pellizcarme para despertar del sueño..

Distancia, solo una palabra.

Distancia...Esa palabra me tortura cada noche cuando, recostada en mi cama, después de un día aburrido por el simple hecho de no tenerte cerca, pienso en ti. ¿Qué estará haciendo ahora?, ¿Estará bien?, ¿Esperará por mi?...Las preguntas se amontonan en mi cabeza, haciendo que está duela al igual que mi corazón, la angustia se vuelve insoportable, las dudas me atrapan y sin quererlo, lloro. Lágrimas desesperadas por no tenerte a mi lado, mis brazos buscan a ciegas tu cuerpo y solo dan con la almohada, un sustituto que solo hace que te desee más. Con los ojos húmedos finalmente Morfeo me atrapa, y en el subconsciente mi imaginación, como cada noche, vuelve a soñarte. Parece tan real, tan perfecto...que no quiero despertar, pero la mañana llega, el sol inunda mi habitación con su luz y mis ojos con desgana se abren. Un nuevo día comienza, un día aburrido, y como cada noche, abrazada a mi almohada te encontrare en mis sueños, donde por unas horas, puedo sentir que la distancia solo es una palabra.